LA HOJA ROJA De Miguel Delibes

En esta ocasión hemos vuelto a leer a uno de nuestros autores favoritos y hemos  disfrutado, nuevamente, con otra de sus novelas.

 

En síntesis, la novela nos cuenta la historia de un jubilado, que tras dejar su puesto de funcionario a los setenta años, cae en una profunda soledad: viudo, un único hijo que vive lejos y que no se ocupa del él y unos amigos que ya han fallecido o van falleciendo a lo largo del relato. Su única compañía es su criada, una muchacha joven, pueblerina y analfabeta, la cual, pese a su juventud, se encuentra también aquejada del mismo mal.

 

El título hace referencia a esa hoja roja que los librillos de papel de fumar traían para avisar de que estaban a punto de terminarse, y el protagonista hace constante alusión de que a él, en su vida, ya le ha salido la hoja roja, asumiéndolo con entereza y resignación; pero lo que puede parecer un relato triste y duro, es al final un canto a la esperanza.

 

Se trata de un relato realista y trufado de la profunda humanidad con la que Don Miguel trata a los personajes de todas sus novelas. Como decía Francisco Umbral “los personajes de Delibes están siempre presentes porque hablan como son, se definen por lo que dicen y, sobre todo, por cómo lo dicen. Yo creo más en el significante que en el significado. Y el significante es riquísimo en Miguel Delibes. Y con ello consigue, precisamente, lo que yo llamaría un realismo convencional, que eso es para mí el arte”

LA CARTUJA DE PARMA De Stendhal

Ponernos a estas alturas a hablar de una novela que es, por derecho propio, una de las obras maestras de la literatura universal, sobre la que se han hecho infinidad de estudios y tesis doctorales, resultaría muy pretencioso, pero en Libroforum Rivas no nos acobardamos con nada y somos capaces de emitir opiniones sobre cualquier cosa.

 

Lo único es que nuestra osadía, en esta ocasión, nos lleva a decir lo que ya ha dicho todo el mundo: que es una inmensa novela cuyas traducciones al castellano no son todo lo buenas que la obra merece.

 

Para los no muy versados en literatura diremos que Sthendal es el seudónimo que utilizaba el escritor francés Henri Beyle, uno de los precursores del realismo en literatura y un gran creador de personajes, valiéndose del análisis psicológico para presentárnoslos, haciéndonos entrar en su profunda humanidad.

 

La historia nos cuenta las peripecias de Fabricio del Dongo y sus amoríos con Clelia Conti, en un contexto de las intrigas políticas de la Italia post-napoleonica. Las  profundas relaciones personales que van marcando la narración se ven enriquecidas con otros personajes de  gran idiosincrasia y calidez humana, como son  la duquesa Sanseverina y el conde Mosca.

 

La narración muestra una gran pasión por el detalle y una elegancia que invitan a una lectura lenta y meditada.

 

Por último, añadir el autor presta su pseudónimo a una dolencia conocida como “síndrome de Stendhal”, caracterizada por vértigos, temblores, mareos y aceleración del pulso, con motivo de la exposición de personas sensibles a la contemplación de muchas y buenas obras de arte en un momento y lugar concretos.  El síndrome de Stendhal, descrito por él tras su visita a la iglesia de la Santa Cruz de Florencia, se ha convertido en un referente de la reacción ante el goce artístico, lo cual nos da idea de su buen gusto y sensibilidad.

EL PRODIGIO. LA MIRADA FRIA DE SERAFIN GARZON De Francisco Torres

Siempre es una alegría para los ripenses amantes de la lectura que uno de nuestros vecinos publique un libro, y más aún cuando es una persona cercana a nuestra asociación y que ha participado en algunas de nuestras actividades.

Esta obra, que ya ha sido comentada en la prensa local con motivo de su presentación en distintos foros, era casi una lectura obligatoria para nosotros. La sorpresa fue cuando empezamos a leerla y descubrimos la exquisitez de su redacción y la riqueza de su vocabulario, algo a lo que últimamente no estábamos acostumbrados, y que no se prodiga mucho en la narrativa actual, en la cual cada vez se utilizan menos palabras, lo que contribuye al empobrecimiento de nuestra lengua. Paco ha hecho un ímprobo esfuerzo por intentar rescatar infinidad de palabras que usaban nuestros padres y abuelos y que, hoy en día, se han dejado de usar. Es una obra, más que para leer, para contar junto a la chimenea, recuperando la vieja tradición de la narración oral, algo que hoy está casi perdido.

La novela es un retrato de la España rural durante nuestra larga posguerra, que se centra en un pueblo llamado Miraveles, un pueblo imaginario cuya vida se ve trastocada por lo que viene de fuera, pero en el cual pueden verse retratados la mayoría de los pueblos de España, y con un personaje llamado Serafín, que en realidad es un espejo en el que se van viendo reflejados todos los pintorescos habitantes de la localidad, pero que no es un personaje que nos interese como tal, pues lo que realmente importa es el pueblo y su vida social.

La mentalidad dominante en el pueblo viene formada por la persistencia de esa vieja España Imperial que se ha ido viniendo abajo a lo largo de siglos, pero que aún conforma el pensamiento de la gente. También se evidencia la falta de cuidado público de la educación.

El autor tuvo la amabilidad de acudir a nuestra reunión para debatir su novela y contestar a todas nuestras preguntas, lo cual trufó nuestro debate y nos ayudó a acercarnos más al personaje, al ambiente en que se desarrolla la narración y, como no, a la personalidad del autor, algo que enriquece mucho la lectura. Terminamos la reunión en un bar próximo, donde compartimos vinos y tapas, que es otra forma de acercamiento a la cultura popular.

Por último añadir que Paco nos comentó que esta obra es parte de una trilogía, y que el segundo volumen ya casi lo tiene preparado y espera poder publicarlo a lo largo de 2017. Desde aquí queremos animarle a que siga escribiendo, así como animamos a los lectores a que lean su obra, con la seguridad de que no quedaran decepcionados.

 

EL VAGABUNDO DE LAS ESTRELLAS Jack London

En esta obra John Griffith Chaney, conocido literariamente con Jack London, nos cuenta la historia de Darrell Standing, profesor universitario, acusado de la muerte de un colega, encarcelado y condenado a muerte. Mientras espera ser ahorcado, redacta sus experiencias en la cárcel, donde vuelve a ser acusado de robar dinamita por lo que será sometido al castigo de ser inmovilizarlo con una camisa de fuerza. Con los consejos de un compañero logra evadirse mentalmente de ese sufrimiento, pasando a otro plano de existencia, por el cual puede pasearse por otras vidas anteriores.
La novela tiene dos partes aunque vayan muy ligadas: la primera es la del London más conocido, la que él más practicó, la de las aventuras de hombres solitarios y valientes frente a todo tipo de dificultades. La segunda es más realista, habla de la situación en las prisiones, del maltrato, de las torturas y de la pena de muerte.
En Librofórum, la novela nos pareció además de un alegato contra la pena de muerte, un canto a la libertad, al coraje y a la dignidad del ser humano aún en condiciones extremas.
Por otra parte, nos parecía que quedaba muy patente la ferocidad que el ser humano puede tener contra seres humanos más desvalidos, la falta de empatía.
También lo veíamos como una reivindicación de la imaginación y la literatura como forma de supervivencia.
Nos pareció curioso que hablara de algo que hoy está muy de actualidad ” el poder de la mente”, la meditación para un control mental y físico.
Con lo que nos quedamos, después de leer y debatir “El vagabundo de las estrellas” es con un punto de optimismo, ya que a pesar de todas las dificultades el ser humano tiene una gran capacidad para ser feliz…

MANHATTAN TRANSFER De John Dos Passos

Era el comienzo del Siglo XX y un nuevo mundo emergía. Broadway era en Nueva York el centro de todas las cosas y John Dos Passos, uno de los principales escritores de la llamada generación perdida, nos presenta la ciudad naciente salpicando a todos los sentidos. En la novela se perciben multitudes de ruidos, de voces, de luces y olores con la velocidad de los locos años veinte.

Es una novela moderna, ordenada y caótica, si se quiere, como son las grandes ciudades, como es hoy nuestro mundo Online, pero con la belleza y estilo de la gran literatura que marca tendencia y se hace clásica por su riqueza de lenguaje, estilo y compromiso con la humanidad.

En sus numerosas páginas se puede mirar a La Gran Isla de Coral surgiendo entre carriles de acero y cristal, entre solares vacíos, anuncios y carteleras, se puede admirar los rascacielos apilados en pirámides mientras millones de personas vagando como batallones perdidos operan en el mercado del futuro. La gran ciudad, Nueva York, es la protagonista. Lo son hoy Tokio, Nueva Delhi, Seúl, Shangai, Bombay, Ciudad de México, Sao Paulo, Pekín, Osaka,…todas con más de veinte millones de personas donde crecen y se transforman y mueren los sueños y realidades de sus habitantes como copos que se devoran al pasar junto a un farol.

Es una novela intensa e inmensa. Como en un collage se agolpan personajes e historias de amor y desamor donde se mueven como en la cubierta de un gran barco, como en una gran estación de tránsito. Marea tanto movimiento de gente que aparece y desaparece, buscando diariamente un buen trabajo para llenar sus bolsillos sin fondo, perdidos, solitarios y desesperanzados. “…Nunca veo el amanecer que no me diga: quizá… pues,…es igual, vayas donde vayas no podrás ir a ninguna parte…”

Atrapados en la jaula de cristal y acero dando vueltas como en los caballitos de feria, aparecen y desaparecen de la vista del lector, del espectador, hombres y mujeres de todas las clases y condición, porque lees y ves y hueles y miras a lo alto como la luz del sol sale y se pone prendiendo las torres de fuego de las mil ventanas. Mientras, la muchedumbre arrastra sus pies bajo la tierra y los banqueros maniobran en conferencias secretas.

La Gran Manzana, como el Hada Verde del cóctel de absenta, baila con una Generación Perdida entre Dos Grandes Guerras. Llegó la hora del Shuffle Along, fue la hora de Broadway que centró todas las cosas, fue La Belle Époque con pasos de claqué y tango, donde se arrastraron mil pies sembrando de huellas pisadas de prisa. Fue el adiós del Majestic, del Titanic de decenas de millones de emigrantes que cruzaron el Gran Charco para hacer las américas.

Una novela que sigue vigente con nuevos emigrantes, sin trasatlánticos, con pateras y barcos de pesca, con ciudades inmensas. Pero yo aún recuerdo una imagen : “…de puntillas y en silencio al borde del muelle un pañuelo rojo se agitó y se oyó el grito de una muchacha: …International shall be the human rase…

LA LECCION DE ANATOMIA De Marta Sanz

Igual que en el cuadro de Rembrandt “lección de anatomía ” el doctor Tulp hace un estudio del cuerpo humano ante sus alumnos, Marta Sanz se desnuda ante nosotros con un texto sincero y combativo.

Se trata de un relato narrado en primera persona por un personaje femenino que evoca su vida desde la infancia hasta los cuarenta.

La familia es el núcleo temático del que arranca todo, los signos coincidentes entre la narradora y la autora son tan fuertes que creemos que es una novela autobiográfica

No se cuenta nada inverosímil ni grandioso sino todo es muy normal y cotidiano, en esta narración lo importante son los matices, los pequeños detalles, los hechos minúsculos, que pasarían desapercibidos al espectador externo, solo la persona que los vive es consciente de ellos.

El debate en Libroforum se centró en:

La importancia de las mujeres, su madre, su abuela, sus tías, en su vida… Los hombres son sólo como una pequeña pincelada de color.

El curriculum oculto de los niños, eso que los niños aprenden porque lo perciben pero que nadie se lo enseña explícitamente, ejemplo de ello es como olvidaba las matemáticas que su madre tan machaconamente le explicaba, pero no olvidó la desilusión de su madre por su torpeza, ni su orgullo herido.

El parto de su madre, que contado con una gran precisión, deja en ella una huella de pánico tal, que no querrá ser madre. A menudo no somos conscientes de lo importante que es el léxico familiar en nuestras vidas, en el está, se decía en Libroforum, la base de nuestra personalidad

El empoderamiento de sus  personajes: hay personajes secundarios que llegan a Benidorm y se hacen importantes, casi parecen imprescindibles.

El pudor, la religión, la sexualidad o la política no están ausentes pero no tienen una mención muy detallada. Dedica más atención a las relaciones de poder y competitividad, a la amistad, al amor maternal.

Como remate final diremos que reivindica el derecho a mentir y el derecho a equivocarnos. 

Recomendamos el prólogo muy, muy sugerente de Rafael Chirves.

Al final de este juego de realidad ficción nos damos cuenta que hemos leído excelente literatura.

LA GUERRA NO TIENE ROSTRO DE MUJER De Svetlana Alexievich

Esta obra, de la escritora galardonada con el último Premio Nobel de Literatura, nos ofrece la visión de una faceta muy desconocida de la guerra sobre la que más se ha escrito y más películas se han hecho: La Segunda Guerra Mundial

 

Es esta ocasión no se trata de una novela, si no de un amplio reportaje periodístico confeccionado con múltiples relatos orales de mujeres de la Unión Soviética que participaron activamente en la guerra, no sólo como enfermeras y telegrafistas, también como aviadoras, artilleras, francotiradoras o en la infantería.

 

Las numerosas entrevistas plasmadas, con las propias palabras de las protagonistas, constituyen un rico mosaico de relatos cortos, concisos, apasionados y bien estructurados,  dan  un dinamismo a la obra que, pese a no tener una trama argumental, la hacen amena y fácil de leer, aunque en ocasiones se puede caer en lo morboso.

 

Se trata de un libro de historia, pero no de la historia de la guerra, si no de la historia del sufrimiento. Efectivamente, aquí no se describen batallas, se describe el sufrimiento de estas mujeres guerreras, de las que muchas de ellas acudieron voluntariamente a la primer línea de fuego para defender a su país de la invasión de los alemanes y sus aliados, mujeres que no sólo sufrieron en el frente, también sufrieron a su vuelta al hogar, o al no-hogar, porque había desaparecido y sus familiares habían muerto. Tuvieron una reintegración social muy difícil, pese a haber sido heroínas laureadas. Y hablamos sólo de las que sobrevivieron, pues centenares de miles quedaron en el campo de batalla y otras tantas retornaron sin partes de su cuerpo o con sus facultades mentales mermadas.

 

Es una obra antibelicista, en la línea de aquellas que tanto proliferaron tras la Primera  Guerra, y que dejaron de escribirse tras la Segunda. En la literatura bélica de posguerra los vencedores eran los héroes, los perdedores eran tan malos que no tenían derecho a quejarse de la derrota y las penalidades; y el monopolio del sufrimiento los adquirieron en exclusiva los judíos. En esta obra pierden ese monopolio, y las mujeres, de uno y otro bando, empiezan a dar a conocer sus padecimientos.

 

En el transcurso de nuestro debate apreciamos como, al millón de mujeres que combatieron en el ejército soviético,  se las reconoce su heroicidad, por defender su país de una invasión extranjera y como, en el lenguaje del periodismo publicitario actual, a los que defienden a su país de las invasiones extranjeras se les tilda de terroristas, y a los invasores se les califica como luchadores de la libertad.

 

También nos llamo mucho la atención como la obra da a conocer el fanatismo de la sociedad soviética en defensa de su patria y su modelo de estado, pese a la represión, las purgas y el hambre que venían pasando en los últimos años